Ir al menú
Abrir barra de herramientas

Herramientas de accesibilidad

De izquierda a derecha, Mariluz Sanz y Valentín Fortún

CERMI Navarra lamenta que la accesibilidad universal siga siendo una asignatura pendiente en las fiestas de San Fermín

La App de Sanfermines 2018, elementos de hormigón mal dispuestos en pleno tránsitos de pasos de cebras y la ausencia de contenidos formatos comprensibles en programación y cartelería constituyen graves obstáculos para que San Fermín sea una fiesta para todas las personas.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CERMIN) ha criticado que la accesibilidad universal siga siendo la invitada olvidada en San Fermín, lo que dificulta que las personas con discapacidad y sus familias puedan disfrutar en igualdad de condiciones de las fiestas.

CERMIN colabora de manera habitual en la Mesa General de San Fermín con el objetivo de que las fiestas sean un encuentro en el que cualquier persona con discapacidad pueda disfrutar de una manera normalizada, como cualquier ciudadano o ciudadana de los que residen o visitan Pamplona por estas fechas.

Un momento de la rueda de prensa

Para ello, son constantes las propuestas que en materia de accesibilidad universal se van realizando, de las que muchas de ellas se quedan sin concretar en la práctica año tras año. Así, el CERMIN recuerda que siguen existiendo barreras para las personas con discapacidad que continúan sin resolverse.

De este modo, la entidad destaca que en estas fiestas, desde CERMIN  se ha podido constatar que la App de San Fermín y la App ‘AgreStop/EraStop’ para denunciar cualquier tipo de agresión o violencia sexista no puede ser utilizada por las personas con discapacidad visual por no haber sido concebida bajo el diseño para todas las personas.

Bloques de hormigón en un paso de peatones en la confluencia de la Calle Olite con la Calle Leyre

Asimismo, elementos de hormigón situados en plena trayectoria de los cruces indicados a través de pasos de cebra han puesto en grave riesgo de lesiones a las personas ciegas totales, la ausencia de contenidos en formatos accesibles y comprensibles (lectura fácil, subtitulado e intérpretes de lengua de signos) han excluido al colectivo de personas con discapacidad intelectual, visual y auditiva del derecho a la información.

Además, se ha detectado que algunos baños públicos itinerantes habilitados para personas usuarias de silla de ruedas han sido utilizados de almacén, dificultando así el uso de los mismos por parte de personas con movilidad reducida.

Baño adaptado situado en el Caballo Blanco utilizado como almacén.

“La visibilización de las personas con discapacidad puesta en valor públicamente en una nota de prensa de CERMIN previa a las fiestas, queda minimizada en nuestra opinión, y convertida en un mero gesto simbólico, si tenemos en cuenta los graves incumplimientos normativos en materia de accesibilidad universal ya mencionados”, advierte el CERMIN.

En este sentido, la organización recuerda a las administraciones públicas que la accesibilidad universal es un derecho recogido por la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad (2006), ratificada por el Estado Español y asumida por el Parlamento de Navarra en 2008, plenamente incorporado al ordenamiento jurídico español y navarro y de inexcusable cumplimiento.
“Desde CERMIN reiteramos nuestro firme compromiso en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad y sus familias en Navarra y en colaborar activamente con las administraciones públicas para que San Fermín sea un punto de encuentro de todas las personas por igual, tengan o no discapacidad”, concluye la entidad.

Se incluye balance que se ha presentado en el que existen aspectos muy positivos en cuanto a la mejora de la participación y visibilización de las personas con discapacidad y otros que necesitan mejorar en materia de accesibilidad: Balance sanfermines 2018

Fuente: CERMIN.