Ir al menú
Abrir barra de herramientas

Herramientas de accesibilidad

La discapacidad aumenta la pobreza y la dependencia afecta al entorno familiar

Las medidas deben dirigirse a lograr la máxima autonomía y participación social de los afectados

El grupo de personas en situación de dependencia y/o discapacidad constituye un sector de la población expuesto a elevada vulnerabilidad. Está integrado por quienes sufren enfermedades, discapacidades y por personas mayores con falta de autonomía o situaciones de dependencia que les impide desarrollar tareas diarias comunes. Al estar compuesto en gran parte por personas mayores, el grupo crece a la par que el envejecimiento de la población.

Dentro de este grupo hay diferentes grados de dependencia y por ello diversos grados en el riesgo de exclusión social. Añade la red contra pobreza que la situación de dependencia, y su grado, afecta también a las personas que rodean al dependiente y sobre todo a quienes les atienden, habitualmente familiares, que generalmente son mujeres que dejan de trabajar por atender a otras personas. Por ello, es necesario atender y proteger a las personas cuidadoras. El de los dependientes, es un grupo que presenta un nivel de integración social menor que se plasma en tres aspectos: accesibilidad, educación y empleo. La falta de accesibilidad aumenta el riego de exclusión o directamente excluye, ya que impide a las personas con discapacidad participar en actividades, tener un proyecto de vida, dice la red.

Dentro de este grupo vulnerable se incluyen las personas con discapacidad, grupo caracterizado por una menor integración laboral, educativa o social que el del resto de la población. Soportan menores tasas de actividad y mayores de desempleo. En los hogares con algún miembro con discapacidad, la tasa de pobreza se incrementa el 60% o 80% en los casos de mayor severidad de la discapacidad. Las medidas para este colectivo deben buscar su máxima autonomía y participación social, manteniendo y mejorando su nivel de vida y el de su entorno. Hay que tener en cuenta las familias de personas con algún miembro con discapacidad ya que soportan un sobre coste en su economía que disminuye su poder adquisitivo agravado en estos momentos de crisis.

Diario de Noticias, domingo 14 de junio de 2015.