Ir al menú
Abrir barra de herramientas

Herramientas de accesibilidad

Imagen de distintos aparatos para medir la glucosa en sangre
Imagen de distintos aparatos para medir la glucosa en sangre

Más de 40.000 personas están diagnosticadas de diabetes en Navarra

  • Según datos ofrecidos por la consejera de Salud, con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se conmemora este domingo.

 

En Navarra, a finales de este mes de octubre, 40.785 personas están diagnosticadas de diabetes, y de ellas el 94,21% tiene diabetes tipo 2. Además, cada año se detectan entre 50 y 65 nuevos casos de diabetes tipo 1, mientras que de diabetes tipo 2 la media en los últimos años es de 2.046 nuevos casos anuales.

Estos datos los ha ofrecido la consejera de Salud, Santos Induráin, en un acto institucional conmemorativo del Día Mundial de la Diabetes, celebrado esta mañana en el Parlamento, en el que también han participado el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, y el presidente de la Sociedad Navarra de Diabetes, Juantxo Remón.

Este año, bajo el lema ‘Si no ahora ¿cuándo?’ se celebra el 14 de noviembre el Día Mundial de la Diabetes. La Sociedad Española de Diabetes (SED), la Fundación de esta organización (FSED) y la Federación Española de Diabetes (FEDE) reclaman una mayor equidad entre las comunidades autónomas en el acceso a determinados fármacos o dispositivos tecnológicos que facilitan el control glucémico de estas personas, así como a la calidad en la atención y en las oportunidades de educación diabetológica.

Según la información recogida en la base de datos BARDENA, elaborada por el Servicio de Evaluación y Difusión de Resultados en Salud del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, a finales de 2020 ya se recuperaron –e incluso se incrementaron- los diagnósticos de diabetes, con un aumento del 3,8 respecto a la media de los años 2018 y 2019, después del descenso de un 18% registrado durante los meses de marzo, abril, mayo y junio de 2020. La inmensa mayoría de los diagnósticos proceden de Atención Primaria.

La consejera de Salud ha explicado que, según la evolución de la prevalencia de pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2, “se observa que la pandemia prácticamente no ha incidido en la prevalencia de pacientes con diabetes tipo 1, dada la presencia de sintomatología en el momento del diagnóstico, lo que ha facilitado llevar a cabo el diagnóstico precozmente y la menor mortalidad en este grupo de pacientes, con una menor presencia de pacientes mayores”.

La pandemia, a diferencia del grupo de pacientes con diabetes tipo 1, ha matizado Induráin, “sí ha influido en la prevalencia de pacientes con diabetes tipo 2 los meses de marzo, abril, mayo y junio. Sin embargo, se aprecia una clara recuperación desde finales del año 2020, debido a la normalización progresiva de la actividad, tras haber superado los sucesivos planes de contingencia a que obligó la pandemia”.

La atención de los y las pacientes con diabetes tipo 1 es compartida entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria, mientras que a la gran mayoría de los y las pacientes con diabetes tipo 2 se les atiende en Atención Primaria, concretamente al 90% de ellos.

La extensión de los sistemas de monitorización continua de insulina a pacientes con diabetes tipo 2

Desde el ámbito hospitalario, la extensión, en los próximos meses, de los sistemas de monitorización continua de glucemia a pacientes con diabetes tipo 2, en tratamiento insulínico en dosis múltiple, aumentará significativamente las posibilidades de alcanzar los objetivos de control glucémico en este colectivo de pacientes, alrededor de 2.000.

Imagen de distintos aparatos para medir la glucosa en sangre
Imagen de distintos aparatos para medir la glucosa en sangre

En Navarra se está trabajando ya para iniciar la formación de los y las profesionales, fundamentalmente de enfermería, para poder desplegar estos dispositivos, tal y como se ha acordado este mes en la reunión del Comisión Asesora Técnica de Diabetes.

Además, permitirá el acceso a otras formas de atención médica, como las consultas telemáticas, que se han mostrado eficaces durante la pandemia.  Estas otras formas de consulta se están incorporando a la atención a personas con diabetes, siempre como complemento y no como sustitución de la asistencia presencial.

Asimismo, se está produciendo una importante evolución en la tecnología aplicada a la diabetes, tanto en sistemas de medición continua de insulina, como en sistemas de administración de insulina. “En este último año, explica la Dra. Mª José Goñi, jefa de la Sección de Diabetes del Hospital Universitario de Navarra, estamos teniendo acceso a los sistemas híbridos de asa cerrada -que automatizan y personalizan la administración de insulina basal las 24 horas del día-, prototipo del páncreas artificial”.

No obstante, estos importantes avances no deben de hacer olvidar que la base del tratamiento es un correcto seguimiento de las indicaciones sobre las medidas de estilo de vida.

Para una correcta adherencia a estas recomendaciones y al tratamiento, muchas veces complejo de la enfermedad, el paciente precisa refuerzos continuos de educación diabetológica donde los profesionales sanitarios, y en especial el personal de enfermería, tanto del ámbito hospitalario como de Atención Primaria, juega un papel fundamental.

Relación diabetes-COVID-19

A lo largo de este año, y con más tiempo de seguimiento de la pandemia, la relación diabetes e infección por COVID-19 ha sido objeto de gran número de publicaciones científicas. “Todas ellas han confirmado la asociación entre diabetes y gravedad en caso de contagio por COVID-19, presentando las personas con diabetes 3 veces más riesgo de hospitalización y 2 veces más de riesgo de enfermedad grave y mortalidad”, ha afirmado la Dra. Mª José Goñi.

El control glucémico de estos pacientes, previo a la infección y durante la misma, condiciona el pronóstico y gravedad de la COVID-19.

“Durante la pandemia, en el caso de las personas con diabetes tipo 1 el uso generalizado de sistemas de monitorización continua de glucemia ha facilitado el control de su enfermedad”, ha apuntado la Dra. Mª José Goñi.

La visualización remota de los datos que ofrecen estos sistemas permiten realizar consultas telemáticas sin necesidad de desplazamiento del paciente a las consultas, estando en todo momento garantizada una atención médica continuada y de calidad.

Enlace a la noticia original.

Fuente: Gobierno de Navarra