Ir al menú
Abrir barra de herramientas

Herramientas de accesibilidad

Imagen de la fachada del Ayuntamiento de Pamplona

El CERMIN lamenta que el Ayuntamiento de Pamplona rechace una propuesta para destinar el 10% del superávit a mejorar la accesibilidad

La iniciativa fue planteada por el Partido Socialista en la Comisión de Urbanismo del Consistorio, recogiendo así la reivindicación del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CERMIN) lamenta que no haya prosperado una propuesta en el Ayuntamiento de Pamplona encaminada a que el 10% del superávit presupuestario de la ciudad se destine a acciones de mejora de la accesibilidad universal.

Después de que el Gobierno del Estado autorizara a las corporaciones locales con superávit a destinar parte de este excedente a inversiones sociales, el CERMI Estatal pidió que el 10% del mismo se destinara a la promoción de la accesibilidad universal. En este sentido, el CERMIN trasladó esta petición a través de una reunión con la Federación Navarra de Municipios y Concejos y mediante el envío de una misiva a los diferentes ayuntamientos de la Comunidad Foral.

Imagen de la fachada del Ayuntamiento de Pamplona

Para el CERMIN, pese a que se han conseguido pequeños avances en materia de accesibilidad universal con mucho esfuerzo, queda todavía mucho por hacer y, sin duda, estamos ante una oportunidad relevante para dar un nuevo impulso a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad. En este sentido, se recuerda que –según La Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social- el 4 de diciembre de 2017 finalizó el plazo para que todos los entornos, productos y servicios fueran accesibles y que nos encontramos ante un incumplimiento que podría solucionarse, al menos en parte, gracias a esta dotación presupuestaria.

Por ello, el hecho de que se haya rechazado esta iniciativa en un ayuntamiento tan relevante como el de Pamplona, supone un jarro de agua fría a las expectativas y esperanzas de las personas con discapacidad y sus familias de aprovechar una ocasión como esta para progresar en materia de accesibilidad.

Así, la plataforma representativa de la discapacidad organizada en Navarra manifiesta su asombro y decepción ante esta decisión, y reclama una rectificación cuanto antes que haga que la accesibilidad universal, reconocida como derecho fundamental por la Convención de la ONU de las Personas con Discapacidad aprobada en el año 2006 y ratificada por el Estado Español, no se quede en un segundo plano.

Fuente: CERMIN