• Entre otras novedades, a finales de este año en Navarra, todas las personas con diabetes tipo 1 podrán beneficiarse de un sistema de monitorización continua de la glucemia

El papel de la Enfermería en el cuidado de las personas con diabetes y en la educación terapéutica para el manejo de esta enfermedad es el lema principal del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra este sábado, 14 de noviembre.

Con este motivo, el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) destaca el trabajo desarrollado por el equipo de Enfermería del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y de Atención Primaria en atención a las personas con diabetes.

Entre las principales novedades en este campo, desde el SNS-O señalan que está previsto que, a finales de este año, todas las personas afectadas de diabetes tipo 1 puedan beneficiarse del dispositivo FreeStyle Libre, un dispositivo flash de monitorización de la glucemia de manera continua, cuyo proceso de implantación se inició hace más de un año.

Además, en los próximos meses, según indican desde el Servicio de Endocrinología del CHN, “contaremos con importantes novedades en sistemas integrados de medición de glucemia y administración de insulina, que son considerados los primeros modelos de páncreas artificial y que se espera poder iniciar en aquellos pacientes en los que se considere indicado”.

Y en el caso de pacientes con diabetes tipo 2, se prevé que antes de finalizar 2020 comience en el CHN la utilización de una plataforma de registro y seguimiento de la glucemia que permitirá valorar el control, de forma remota, evitando desplazamientos innecesarios a las consultas y reduciendo con ello la exposición de aquellos pacientes con mayor riesgo. “Esta herramienta tecnológica -destacan- va a suponer un avance muy importante para el seguimiento en la consulta de crónico-diabetes, que se puso en marcha hace ahora un año y en la que se atiende a personas con diabetes tipo 2 de especial complejidad”.

Seguimiento telemático y por teléfono

La incorporación progresiva de la tecnología, tanto en los dispositivos de medición como en los de administración de insulina, “pone de manifiesto la importancia de una adecuada educación diabetológica, ya que la tecnología por sí sola no permite alcanzar el adecuado control glucémico necesario en cada paciente. Se necesita formación en interpretación de los datos para realizar una correcta modificación de los distintos factores que determinan el control”, subrayan desde el CHN.

“Además, -añaden- en el año en el que la pandemia por el COVID-19 ha acaparado todo el protagonismo, se ha evidenciado la necesidad de integrar la consulta telemática a la asistencia a las personas con diabetes, como complemento de la consulta presencial”.

En la primera fase de la pandemia, durante los meses más duros de marzo, abril y mayo, el personal de Enfermería del Servicio de Endocrinología, además de atender a las personas hospitalizadas en el CHN, mantuvo el contacto telefónico con los pacientes, realizando los ajustes de los tratamientos que fueron necesarios en cada caso. “En todo momento, desde nuestras consultas se transmitió la importancia de mantener el mejor control glucémico posible para reducir los riesgos de complicaciones en caso de contraer la infección. En especial durante el confinamiento, en el que la restricción en la realización de ejercicio físico, supuso mayor dificultad para mantener el control glucémico”, indica Mª José Goñi Iriarte, jefa de la Sección de Diabetes del Servicio de Endocrinología y Nutrición del CHN.

A partir del mes de junio se retomaron las consultas presenciales exceptuando aquellos pacientes que, por diferentes motivos como dificultad de desplazamiento, especial vulnerabilidad del paciente, entre otros, está indicada la consulta de forma telemática.

Enlace a la noticia original.

Fuente: Gobierno de Navarra