• Cocemfe Navarra ha logrado durante el estado de alarma 50 contratos para personas con discapacidad a través de su servicio de empleo Avanza, 153 en lo que llevamos de año
  • Durante la crisis sanitaria ha atenido a más de mil personas con discapacidad y ha contactado con 192 empresas
  • Espera que “el complicado escenario laboral actual” no “eche por tierra todo el trabajo realizado durante estos años en favor de su inclusión”

COCEMFE Navarra, Federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica, ha gestionado durante el estado de alarma 50 contratos para personas con discapacidad a través de su servicio de empleo AVANZA, 153 en lo que llevamos de año. “En tiempos de crisis es más importante si cabe impulsar el trabajo en colectivos con gran desempleo como las personas con discapacidad y apoyar a las empresas navarras en la creación de empleo”, explica Ikerne Arizkuren, coordinadora de AVANZA.

AVANZA Navarra (www.avanzanavarra.es) recoge las ofertas de empleo de las empresas y les ofrece “personas idóneas para cada puesto en menos de 48 horas y con las máximas ayudas”, además de apoyar a las personas con discapacidad a través de la formación, la orientación y su incorporación al mercado laboral.

Desde que se decretó el confinamiento el servicio ha continuado trabajando “a pleno rendimiento” a través de medios telemáticos desde sus sedes de Pamplona, Estella y Tudela, que actualmente ya ofrecen un servicio presencial. En concreto, durante el estado de alarma AVANZA Navarra ha atendido a 1017 personas con discapacidad y ha contactado con 192 empresas, logrando 50 contratos, un balance “razonablemente positivo” teniendo en cuenta “el parón en la creación de empleo”.

“Las necesidades de empleo de las personas con discapacidad no desaparecían por  quedarse en casa, más bien lo contrario. Por ello, nos tuvimos que reinventar y apostar por las nuevas tecnologías con entrevistas por videoconferencia, visitas virtuales a empresas, formación online….”, explica Arizkuren, quien destaca que el servicio se ha volcado en “mejorar su empleabilidad ante el complicado escenario laboral que se avecina” y “ofrecer apoyo personal”

De esta forma, las técnicas de empleo de AVANZA han estado “especialmente pendientes” de las dificultades que están atravesando las personas usuarias y sus familias, comprobando “la situación de vulnerabilidad en que se encuentran”. “No solo hemos seguido trabajando aspectos como orientación, formación o desarrollo de su carrera profesional, sino que hemos tenido que trabajar la motivación y filtrar la información que podía resultar importante en cada persona como ayudas…”

A juicio de Arizkuren, las personas con discapacidad “todavía se enfrentan a mayores dificultades a la hora de encontrar empleo”, como “ciertos prejuicios” sobre  sus capacidades reales y un amplio desconocimiento de la obligación legal de tener un 2% de la plantilla con discapacidad en empresas de más de 50 personas. Dificultades que se traducen en que 6 de cada 10 personas con discapacidad en edad de trabajar no tenga empleo, según las últimas cifras del INE.

En este sentido, espera que el parón en el mercado laboral que ha traído el coronavirus no eche por tierra todo el trabajo realizado durante estos años en favor de la inclusión de este colectivo. “Cada año batimos las cifras de contratos gestionados, más de 350 el pasado año, lo que muestra que poco a poco estamos consiguiendo que más empresas den la vuelta a la idea de la discapacidad y se conviertan en empresas inclusivas. No podemos permitirnos como sociedad dar un solo paso atrás”, explica Arizkuren, quien apuesta por que el Gobierno de Navarra impulse políticas activas de empleo y medidas presupuestarias en favor de la inclusión laboral de las personas con discapacidad y la sensibilización en empresas.

Fuente: COCEMFE Navarra.