Ir al menú
Abrir barra de herramientas

Herramientas de accesibilidad

Fotografía de las tres personas participantes en el encuentro. De izquierda a derecha, Ignacio Recondo, Unai Hualde y Margarita Aguinaga.
Fotografía del encuentro entre FUTUNA y Unai Hualde en el Parlamento de Navarra.

El Presidente del Parlamento de Navarra recibe a una representación de la Fundación Tutelar Navarra (FUTUNA)

  • Unai Hualde subraya el compromiso de la institución con los derechos de las personas con discapacidad y la sensibilidad de los grupos parlamentarios en esta materia.

El Presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, ha recibido esta mañana a una representación de la Fundación Tutelar Navarra (FUTUNA) integrada por Ignacio Recondo y Margarita Aguinaga, presidente y vicepresidenta, respectivamente. Recondo, a su vez, es el presidente de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) y Aguinaga, presidenta de Plena Inclusión Navarra.

En el transcurso del encuentro, Recondo y Aguinaga han presentado al Presidente del Parlamento la labor que realiza la Fundación, desde su constitución en 1988, en la tutela de personas con discapacidad tanto intelectual como del desarrollo, así como el trabajo de asesoramiento y de sensibilización a la sociedad, fomentando los derechos de las personas con discapacidad intelectual.

Por otra parte y en relación a la entrada en vigor, el próximo 3 de septiembre, de la nueva Ley 8/2021, de 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica, los representantes de la Fundación Tutelar Navarra han trasladado al Presidente la voluntad de realizar un acto en la sede del Legislativo a principios del mes de septiembre. El acto, tal y como han apuntado, consistiría en la lectura, por parte de una persona con discapacidad intelectual, del manifiesto firmado por las 31 fundaciones tutelares que conforman la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT).

La nueva ley, añade Recondo, “supondrá un mayor esfuerzo por parte de las entidades, ya que elimina la tutela, la patria potestad prorrogada y la patria potestad rehabilitada, en definitiva un modelo de sustitución de las personas con discapacidad intelectual para adoptar un modelo de apoyo en la toma de decisiones, basado en el respeto de la voluntad y preferencias de las personas con discapacidad, y trae consigo un cambio de paradigma en todos los niveles, tanto para las propias personas con discapacidad, que serán protagonistas de sus tomas de decisiones, como para los agentes jurídicos y sociales que intervienen en esta prestación o garantía de apoyos”.

En este sentido, la Fundación pide apoyo para “adaptarse a los nuevos procedimientos” e insisten en que “no cambiará la forma en la que apoyamos a las personas con discapacidad intelectual, en línea con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, apoyando en la toma de decisiones de una manera cercana y personal”.

Fotografía de un momento del encuentro mantenido entre Unai Hualde y personas representantes de la Fundación Tutelar Navarra.
Fotografía de un momento del encuentro entre Unai Hualde y FUTUNA.

Unai Hualde, por su parte, ha repasado en el encuentro los pasos dados en los últimos años en Navarra de cara al cumplimiento de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad incluyendo el reciente estudio del Parlamento Foral con la UPNA y el CERMIN para su implementación en la legislación foral navarra. Ha destacado, asimismo, la sensibilidad demostrada por el conjunto de los grupos parlamentarios en esta materia.

La Fundación Tutelar Navarra es una entidad social sin ánimo de lucro, instituida por ANFAS en el año 1988 y declarada de interés social por el Gobierno de Navarra. Cuenta con 65 personas voluntarias para ofrecer un seguimiento y apoyo personal y patrimonial, vigilando siempre porque las personas a las que apoyamos consigan su máximo desarrollo personal y calidad de vida. Luchamos por defender sus derechos día a día.

Fuente: Parlamento de Navarra.