Ir al menú
Abrir barra de herramientas

Herramientas de accesibilidad

El TAN valida el uso de la copia de una tarjeta de minusválidos

Anula la sanción por la retirada de un vehículo por parte de la grúa al rechazar que se tratara de un fraude

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado el pago de una tasa de grúa efectuado por un vecino de Pamplona al estimar que la fotocopia de la tarjeta de minusválidos que exhibía en su vehículo tenía plena validez y su utilización no suponía ningún fraude para estacionar en una plaza habilitada para ello.

Los hechos ocurrieron el 27 de enero de este año, cuando agentes de la Policía Municipal observaron lo que a su juicio podía ser el “escaneo” de una tarjeta de minusválidos en un vehículo aparcado en el paseo de Sarasate de Pamplona y solicitaron un servicio de grúa para que retirara dicho vehículo al considerar que carecía de la autorización pertinente. Los agentes cursaron una sanción de 200 euros.

Tras acudir al depósito municipal y pagar la correspondiente tasa, el afectado presentó el original de la tarjeta de minusválidos, de la que era titular su padre, al cual había trasladado en el momento que se produjo la retirada del vehículo por parte de la grúa. Dicha tarjeta le fue intervenida en ese momento por entender que podría ser un fraude.

Frente a esta actuación, el afectado interpuso el correspondiente recurso de alzada, que fue contestado por el Ayuntamiento de Pamplona indicando que la retirada del vehículo era correcta, ya que una copia del original no habilita para estacionar en plazas reservadas a vehículos que transportan minusválidos, independientemente de que viaje en él o no el beneficiario.

La resolución del Consistorio pamplonés fue recurrida ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) por el abogado Francisco Javier Moreno-Vidal, que finalmente estimó la pretensión del ciudadano al concluir que no se produjo “un uso fraudulento de la tarjeta, ya que ni se han alterado los datos del documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial, ni se simula un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error sobre su autenticidad, ni se ha acreditado que el vehículo no transportó al titular de dicha tarjeta”. Por ello, el tribunal anula el pago de la tasa de la grúa impuesta por el Ayuntamiento de Pamplona al mencionado ciudadano.

Diario de Noticias, miércoles 23 de septiembre.